Vocación

Discernimiento

¿La vocación dominica misionera adoratriz ?

Las hermanas Dominicas Misioneras adoratrices estan consagradas al Corazón eucarístico de Jesús. Llevamos una vida conventual y apostólica, es decir, a la vez contemplativa y activa, toda centrada en la adoración. Tendemos a ser adoratrices en la misión y misioneras en la adoración. Nuestra misión es de hacer conocer el inmenso amor de Cristo que se da a nosotros en la eucaristía.

Como en toda la Orden de santo Domingo, nuestra vida se articula alrededor de cuatro polos: la vida fraterna, la vida de oración, el estudio y el apostolado.

 

 

Reflexionas tú sobre el sentido de tu vida… ¿te gustaría hablar de ello?

¿Deseos profundos te habitan y te interrogas sobre una posible llamada a la vida religiosa? ¿Tú quisieras verificar esta llamada y estarías interesada en conocernos un poco más? Entra en contacto con la hermana Marlaine, por teléfono o con el formulario abajo de esta página; para ella será un placer de intercambiar contigo y de acogerte para que se conozcan.

Los pre requisitos

Nosotras pedimos como pre requisitos, entre otros, que la candidata esté en buena salud, que su edad no pase por lo general de los 40 años y que viva en el mismo continente donde se encuentre un convento de Dominicas Misioneras Adoratrices a fin de permitir encontrarse algunas veces, para conocerse mutualmente.

 

 

Las primeras etapas de este caminar

Después de un primer contacto con la comunidad, la persona es invitada a hacer uno o varios stages (convivencias) de duración variable que permita un conocimiento reciproco entre la candidata y la comunidad.

Posibilidad de retiro ofrecer a las jóvenes que están en discernimiento vocacional

Sabemos todos que en nuestro mundo ruidoso y rápido, es difícil de detenerse para orar y encontrar a Dios en el silencio. Cuando estamos en período de discernimiento, es decir, que buscamos la voluntad de Dios sobre nosotros, en nuestra vida, tenemos más necesidad todavía de momentos de silencio, de oración, de intimidad con él para estar a la escucha del Espíritu y dejarnos formar por él.

Es por ello que queremos ofrecer a las jóvenes que están en discernimiento vocacional (de manera amplia), la ocasión de vivir momentos de silencio y de oración abriéndoles las puertas de nuestro convento. Ya sea para venir adorar en nuestra capilla, para participar en nuestras liturgias, para venir pasar un día de retiro y, si es su deseo, encontrar una hermana para responder a sus preguntas o simplemente para intercambiar fraternalmente. Aquellas que quisieran hacer un retiro de algunos días, es también posible de hacerlo. Pueden contactar la hermana Marlaine Lalancette con el siguiente formulario.

Discernimiento y caminar

Comunidades de acogida y de formación

Para los stages (convivencias) y para el tiempo de la formación inicial, las jóvenes son acogidas en las « casas de formación » donde se vive una bella fraternidad.

Con las hermanas del equipo, ellas viven bellas amistades mientras se familiarizan con la vida religiosa y se encaminan en la espiritualidad dominica misionera adoratriz. Las « casas de formación » se encuentran en Quebec y en Chaclacayo.

La prosecución del camino emprendido

Si, para la candidata y para la Congregación, los signos de una vocación posible son suficientes,

  • ella puede comenzar la etapa del postulantado, etapa del mirar y de las primeras experiencias, de familiarizarse a la vida religiosa y de discernimiento de la llamada.
  • Más tarde, el noviciado, de una duración de dos años, es una etapa de formación más intensa, de profundización de la relación con Cristo, de experiencias más profundas y de integración de la vida dominica misionera adoratriz.
  • El noviciado puede conducir a la profesión temporal, y a la profesión perpetua.

En el curso de cada una de estas etapas, la joven y la comunidad disciernen, la una y la otra,

  • si parece ser la voluntad de Dios que ella se comprometa en este camino;
  • si hay concordancia entre los deseos profundos que ella lleva interiormente, sus aptitudes y la vida de la comunidad, su espiritualidad, su misión.

Para más información: hermana Marlaine Lalancette, o.p., Perú, 511-358-2238, o pueden utilizar el siguiente formulario. 

 

Form is deprecated, please contact the webmaster to upgrade this form.