Causa de beatificación y de canonización

La condición básica que puede ser abierto una causa de beatificación y canonización

Por una causa de beatificación y canonización se puede abrir en la Iglesia, hay una condicion absolutamente fundamental que el Santo Padre Benedicto XVI ha expresado así en una carta a los miembros de la Asamblea Plenaria de la Congregación para las Causas de los Santos 24 de abril 2006. Se llama "fama de santidad". Estas son las palabras del Papa:

Los pastores diocesanos, decidiendo coram Deo cuáles son las causas que merecen ser incoadas, han de valorar ante todo si los candidatos al honor de los altares gozan realmente de una sólida y difundida fama de santidad y de milagros o de martirio. Esta fama, que el Código de derecho canónico de 1917 quería que fuera "spontanea, non arte aut diligentia procurata, orta ab honestis et gravibus personis, continua, in dies aucta et vigens in praesenti apud maiorem partem populi" (can. 2050,  2), es un signo de Dios que indica a la Iglesia quiénes merecen ser puestos en el candelero para "iluminar a todos los que están en la casa" (Mt 5, 15).