La Fraternidad sacerdotal del Corazón Eucarístico

 

Desde algunos años, en el seno de la Familia dominica misionera adoratriz, sacerdotes, 
consagrados al Corazón Eucarístico de Jesús,
se reúnen regularmente
para vivir entre ellos una comunión
en la fe y la ayuda fraterna.
Se nutren juntos de la espiritualidad de la familia
a fin de impregnarse y de vivificar su vida y su ministerio.