La Fraternidad sacerdotal del Corazón Eucarístico

En el espíritu de la espiritualidad dominicana misionera adoratriz, los sacerdotes de la fraternidad sacerdotal del Corazón eucarístico son conscientes que su vocación sacerdotal tiene su fuente en el acto de amor de Cristo de la Cena, haciéndolo darnos la Eucaristía y darse en la Eucaristía.

Animados de un deseo profundo por responder a este amor y a su llamado sobre cada uno de ellos, y por la fecundidad de su ministerio, ellos buscan impregnarse y  vivir de los sentimientos que habitaban su Corazón cuando en la tarde del Jueves Santo, Él ofrecía su vida al Padre y se daba por la salvación de toda la humanidad.

En el seguimiento de Cristo, ellos quieren contribuir para dar estos adoradores en espíritu y en verdad que busca el Padre, ofreciéndose ellos mismos y dando su vida en todos los actos de su ministerio.

Seguros de la actualidad y de la permanencia del don de amor de Cristo de la Cena, no solamente celebran ellos la eucaristía para sus hermanos y hermanas, pero quieren “por Él, con Él y en Él”, hacer de su propia vida una eucaristía ofrecida para la gloria de toda la Trinidad.

Para sostenerse mutualmente y ayudarse a vivir esta espiritualidad, los sacerdotes miembros de la fraternidad se reunen mensualmente. Durante su encuentro, viven juntos un tiempo de adoración eucarística, comparten sobre un texto en vínculo con la espiritualidad o su ministerio, celebran las vísperas y se encuentran en la fraternidad para tomar la cena.

L'abbé André Gagné témoigne de sa joie d'être prêtre

Il nous partage que sa joie d'être prêtre est ancrée fondamentalement dans l'identification au Coeur du Christ. Interpellé par la parole de saint Jean-Paul II, «Pasteur selon son coeur», l'abbé André y met la touche ... selon son Coeur eucharistique: sommet de l'amour qui a jailli du Coeur du Christ, quand à la Cène, il met tout l'amour de la croix dans le geste eucharistique.

Un vidéo de la webtélé ECDQ