Una familia extendida

... diversificada

Otras personas gravitan alrededor de las Dominicas Misioneras Adoratrices y comulgan a la espiritualidad eucarística recibida de Madre Juliana del Rosario. Son participantes habituales u ocasionales en las Fraternidades eucarísticas, adoradores y adoratrices que frecuentan nuestras capillas en Quebec, y en Comas y en Chaclacayo Perú, gente que viene hacia nuestros Cenáculos para tiempos de renovación espiritual o para acompañamientos. También hay tantas personas que, estando lejos de nuestras casas, están cerca de nosotras por su comunión a nuestra espiritualidad. Y ciertamente, hay miembros de nuestras familias y amigos, amigas.

Fraternidad eucarística de Beauport

Cada jueves en la tarde, la gente está invitada a vivir un tiempo de adoración desde las 7 p.m., seguido de la misa a las 7:30. Los sacerdotes que presiden la eucaristía y las personas que animan el canto se turnan de semana en semana, lo que aporta un color a cada una de nuestras celebraciones. Los participantes vienen, de alguna manera, a vivir un peregrinaje semanal en nuestro Cenáculo y forman una asamblea orante y muy participativa. ¡Todos son invitados! Recordemos que la Fraternidad eucarística ha nacido en 1964 en nuestro Cenáculo del Corazón Eucarístico, en Beauport, entonces desde cerca de 50 años.

Fraternidad eucarística de San Pablo, Alberta

En San Pablo, a pesar de la partida de las hermanas, la Fraternidad eucarística fundada por ellas continúa de reunirse. Un equipo ha tomado en cargo la animación. Las hermanas, aun de lejos, les ayudan a través de Internet.

Los miembros aprecian la espiritualidad de Madre Juliana del Rosario. Ellos la beben… y se alimentan de ella gracias a la documentación que las hermanas les han dejado y por aquella que ellas pueden garantizarles por medio de Internet. La comunidad de las Dominicas Misioneras Adoratrices espera también poder encontrar esta Fraternidad eucarística en San Pablo mismo, por la visita de algunas hermanas, cuando la ocasión se presentará.  

En espera, la gran Familia Dominica Misionera Adoratriz con algunos de sus grupos ¡no tiene más que felicitaciones a ofrecer al equipo de animación de la Fraternidad eucarística de San Pablo así como a toda la Fraternidad!

Una generación de adoradores

Juntos, formamos esta familia extendida, esta « generación » de personas vislumbrada por Madre Juliana del Rosario que quieren llegar a ser adoradores y adoratrices del Padre en y por el Corazón Eucarístico de Jesús.