25 de mayo aniversario del bautismo de Madre Juliana

Hace 107 años

¡Para Madre Juliana, el bautismo es una gracia tan grande y tan rica! Ella ha repetido toda su vida la riqueza de la vida bautismal. Igualmente en la huella de la serie de catequesis del Papa Francisco sobre el bautismo, he aquí, en el aniversario del bautismo de Madre Juliana, un pequeño estracto de un coloquio para su meditación.

Nuestra vocación bautismal: vivir la misa

Apliquémonos a poner nuestra vida en la misa y la misa en nuestra vida. Así, realizaremos nuestra vocación bautismal, nuestro sacerdocio real; daremos a Dios el Padre el culto espiritual que le es debido, comulgaremos nuestros hermanos dándoles Jesús, prolongaremos de alguna manera la mano del sacerdote y los grandes gestos de amor de Dios dándonos su Hijo, y multiplicaremos los adoradores en espíritu y en verdad.

 de Madre Juliana del Rosario

(Coloquio dado a la Fraternidad dominica misionera adoratriz, Mi vida la he querido una misa, 21 de marzo, 1979, aprobado por el ordinario del lugar)